monaco-2906142.jpg

Entre las fulgurantes figuras del jet set se encuentra la siempre fulgurante familia Grimaldi, apellido que remite inmediatamente al esplendor y glamour del Principado de Mónaco. Los tres hijos de la pareja que fuera conformada por Rainiero de Mónaco y Grace Kelly –Alberto, Carolina y Estefanía- suelen aparecer en las portadas de las más célebres publicaciones del orbe.

Los hijos de las princesas en buena medida se han incorporado a este mundo de fantasías y color. Este es el caso de Charlotte Casiraghi –hija de Carolina de Mónaco-, quien ha resultado victoriosa en el show de salto celebrado en Mónaco recientemente. Charlotte consiguió el primer lugar en el segundo día del show Internacional de salto referido. La noble monegasca resultó victoriosa en la Longines Pro-Am Cup junto con su compañera de equipo Edwina Tops-Alexander.

Charlotte y Edwina, juntas conforman el equipo Gucci en el certamen, que llegó a la victoria, accediendo al podio para recibir su bien merecido premio. La encargada de entregar en mano el galardón fue nada menos que la madre de Charlotte, Carolina de Mónaco. No faltaron otras celebridades para engalanar el espectáculo y no sólo de noble cuna. La hija de Bruce Springsteen Jessica Springsteen también estuvo presente en el evento de equitación.

La jugadora -de 22 años de edad-, es parte del equipo de niños de Gucci. Participó junto con su compañero de equipo Guillaume Canet, quien mostró en todo momento su firme apoyo a su buena amiga Charlotte. Estas dos niñas – Charlotte y Jessica- se conocieron y forjaron una amistad gracias al amor que profesan por los caballos. Han competido juntas en eventos como el Viena Masters Global Tour. Charlotte no para de hacer cosas excitantes. Una semana antes de participar en este torneo de salto, la excéntrica heredera y su novio Gad Elmaleh bautizaron a su hijo Rafael.

Según lo informado por la célebre revista francesa Paris Match, Charlotte y su novio invitaron a sus amigos más íntimos a la ceremonia religiosa a celebrarse en la capilla existente en el Palacio Real monegasco. Luego, la pareja ofreció un lunch para los invitados.

Vía e imagen: Hallo Magazine