monaco-210714.jpg

Las calles de Londres podrán ser el escenario de una carrera de Formula 1. Así será seguramente, ya que ahora los permisos para utilizar las calles de la ciudad no deberán ser otorgados por el Parlamento Británico sino por los municipios locales. El Primer Ministro David Cameron sostuvo que esto traerá más turistas, más actividad y más dinero para Inglaterra. Todo esto es una gran noticia para el deporte motor británico.

Para Cameron, la Formula Uno se asocia con lo mejor de la tradición británica. La historia de la Fórmula 1 es “una historia de éxito» para el Reino Unido, con ocho de los 11 equipos con sede en Gran Bretaña y decenas de miles de personas que trabajan en la industria de las carreras. La idea es tener en las calles de Londres su propio “Gran Premio de Mónaco”. Sin embargo, esta idea no convencía a todos los británicos y se suscitaron fuertes discusiones.

Lo cierto es que estos proyectos incuestionablemente generan nuevos puestos de trabajo y atraen el crecimiento de la ciudad en la buena dirección. Obviamente, la realización de este Gran Premio callejero requerirá una planificación detallada y una organización minuciosa. Entre otras cosas, el impacto del ruido y la calidad del aire deberán ser estudiadas. Una cuestión importante es cómo va a financiarse el proyecto. No es barato organizar algo de tanta envergadura y que al mismo tiempo sea barato.

El automovilismo tiene muchos seguidores en el Reino Unido. Los cambios a emprenderse acarrearán un impulso financiero a las economías locales a través de los beneficios añadidos de turismo, de compras y gastos. El Reino Unido es el líder mundial en la tecnología del deporte del motor y un Grand Prix en las calles de Londres será el mejor exponente de esta supremacía.

Vía: Wiltshire Business Online
Imagen: Daily Mail